martes, 15 de julio de 2008

Spin, de Robert Charles Wilson



Soy fiel seguidor de las novelas de Robert Charles Wilson desde Darwinia, número 2 de la colección Solaris.... vamos que rondan ya los 8 o 9 años de sobra. Desde ese libro solo hay uno (Testigos de Estrellas) que no he leído... quízás por cierto cansancio, quizás por que Wilson es uno de esos autores ciertamente recurrentes que suelen contar más omenos la misma historia y a veces, pues tampoco apetece mucho repetir... En otras ocasiones si que apetece, y mucho, pero ese es otro tema.

Así que cuando me enteré de que Spin había ganado el Hugo reconozco que lo primero que pensé fué: Por fin... por que no se cuantas novelas había conseguido tener como finalista.... y luego pense... habrá solucionado su "problemilla con los finales".... por que las novelas de Wilson son como una especie de montaña rusa de subida, subida, subida, un repecho y cuando crees que llega lo mejor, la traca final viene el revisor a pedirte el billete y te quedas con una sensación anticlimatica absoluta.


Bueno, Spin no es así. Spin es todo lo que se había prometido en anteriores novelas pero que no llegaba a cuajar del todo. La trama no es que sea un dechado de originalidad, un día aparece el Spin, una menbrana que recubre la atmosfera terrestre y que ocasiona que por cada segundo que pasa en la Tierra pasen 3,17 años en el exterior...

Calcular los siglos que pasan en un par de días... así vemos desde la optica fundamentalmente de uno de los personajes como la sociedad se enfrenta a ello en masa o porgrupos. Hay gente que cae en la desesperanza y busca en la religión su consuelo, otros intentarán estudiarlo, y otros simplemente seguiran viviendo. Aquí es donde se nota la maestría del autor, nos mueve sutilmente por todos los escenarios y nos mete en los personajes, a destacar el protagonista Tyler Dupree, el eje en el que se mueven dos hermanos gémelos con actitudes dístintas ante el fenómeno, uno hacía la ciencia, otra hacía la fe.

Y es que en realidad esta novela no trata de grandes cacharros, alienigenas o de ciencia ficción hard. Trata de los traumas de la juventud y como configuran nuestra vida y nuestras reacciones y formas de ser. En este caso el trauma está claro, el Spin. Pero eso no quita para que la novela tenga bastante toques de misterio y sentido de la maravilla, quienes son los creadores del Spin (los llamados Hipotéticos) tenemos la colonización de Marte...

Y tenemos un final, no cerrado que consigue mantenerte interesado.

Y tenemos una segunda y tercera parte anunciadas Axis, ya publicada en inglés y Vortex que se supone aparecerá a lo largo de este año.


Espero que Omicron siga traduciendolas



Reseña de El Posalibros

5 comentarios:

Toniluro dijo...

Uno de los escritores mediáticos que mejor habla de Wilson es Stephen King. ¿Has notado el increible parecido entre la estructura recurrente de las obras de Wilson y la de "La Niebla" de King? Ese suceso extraño y apocalíptico que cambia la existencia de la humanidad y el giro hacia el radicalismo religioso en el microcosmos en que se convierte el supermercado donde se refugian.

Daniel Gonzalo dijo...

Pues tienes razón, no lo había pensado, pero tiene muchos puntos en común.

Me recuerda a Mysterium....

Bueno a todas las novelas de Wilson, les pasa un poco lo mismo, un gran acontecimiento que cambia la fisonogmia del mundo... y la crítica contra el fanatismo, aquí en Spin esta clara en la iglesia del cordero rojo...

Lo que si he leído es en la página de Wilson que dice que Axis es tótalmente distinta a Spin y que Vortex es a su vez totalmente distinto...

Farseer dijo...

Tengo Spin en mi pila. A mí también me gusta bastante Wilson, aun reconociendo ciertos defectillos (esos finales). Sin embargo, todo el mundo habla bien de Spin y tengo ganas de leerla. Confieso, eso sí, que no me hace demasiada gracia que lo haya convertido en una serie.

Daniel Gonzalo dijo...

Pues yo le doy un voto a la serie... No me molesta cuando que sean series cuando tengo la sensación de que tienen algo que contar... lo que me molesta es lo de Card y Ender, o debería decir La-sombra-de-uno-que-pasaba-y-vio-a-Ender-de-lado....

VERSUS dijo...

Pués he de reconocer, que aunque no es Simmons en el estilo, ni los personajes tienen la fuerza de Card ni la ciencia llega a la fuerza de por ejemplo Egan, a mi me ha gustado en su conjunto, y espero que llegue Axis y Vortex para leerlas.